Un barco que se hunde

19:47







Tengo el agobiante presentimiento de que algo está saliendo mal. No me concentro, yo de por si, soy una mujer pesímista o con un exceso de realidad negativa. Cuando quiero éxito en lo que sea me obsesiono hasta tenerlo, pero si alguna circunstancia llega para desmoronarme depende de mi estado de animo.
 Me puedo ir directo al cementerio, enterrarme y llevarme flores. Por el contrario si estoy enfocada, piso el problema y sigo de largo.

Ahora estoy en la posición de ir directo al cementerio, mi barco se hunde y no sé como controlarlo. Las horas son terriblemente lentas con intérvalos de rapidez.

Lo compararé con una sensación muy mía que tal vez es más común de lo que creo. Es ir por un camino que se ve muy otoñal, caminas y caminas, no hay nada; solo la imagen de un camino frío y otoñal. ¿Suena aburrido? A mi me causa una  paz y tristeza muy especial. Como estar en mi lugar favorito, sin saber a donde ir, sola, y sin un proposito.

Mi barco se hunde, en una tarde de otoño. Lo manejo yo sola, no hay pasajeros en el. Tengo miedo, tengo impotencia, se quedó un trago amargo en mi garganta, me falta valentía, y ese odioso poder de aceptar lo que no puede cambiar, y lo que yo por más que quiera no cambié.


ADARA


You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe