El desliz

22:42






Ya sabeís que soy una guarrilla. Cuando cambio de nombre en una ciudad tan grande me siento con la libertad de hacer lo que me pegue la gana. Soy la salvadora de mis amigas, ¡Ellas lo dicen! que de algo sirvan estos encantos. 
La otra noche queríamos entrar a una discoteca, pero nos pusieron muchos problemas y yo como siempre encontré la solución: seducir al dj, unos tragos encima me dan ideas brillantes. Entramos y a una fiesta privada, me lié con ese tipo y pues ahora soy la novia. Lo más gracioso de todo este asunto es que, piensa que tengo 24, ya que el tiene 32. No sabe mi nombre real y cree que vivo en otro barrio. ¡Inocentes! ¡Engañarlos resulta cada vez más sencillo! 

Destino sigue en mi cabeza, y hace poco nos vimos, no sé que pasará con él. Y el dj, pues el es novio de mi otro nombre, Paulina es la soltera. Le he sacado ya mil excusas al dj, muere por llevarme a la cama, pero yo solo quiero aprovecharme de unas cuantas fiestas, después goodbye beibe! ...

Haber, estaba de noche, muy ebria por eso resulte en esos enredos raros. Los tipos tan mayores son excepciones de la noche que perdona cada error. El día es el que juzga con su rayo de luz. Este desliz ha terminado en un noviazgo medio falso, el pequeño inconveniente es que él no lo sabe, ni lo sabrá. Me le perderé cuando me aburra del todo. Y si me encuentra ya no seré aquel nombre falso...

PAULINA 



You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe