Mundos dispersos y adversos: El mundo de Carla

17:22






-Me largo.
-¿Qué te pasa Marcos?
-Que ya es de día y quiero mi cama. Mira Carla no te lo tomes a mal, estaba borracho y despechado...Lo que pasó no debió pasar.
-Ok. Entonces lárgate.
-¿Estás bien?
-Estoy perfectamente Marcos, me quedó todo clarísimo.
-Entonces ¡See you later! O mejor dicho el lunes en la Uni. 
-¿Te han servido las clacesitas de inglés? Lo dice de modo tan odioso que Marcos entiende el mensaje y se va.
-Calma ese genio, y no te burles. Debo practicar. Adiós Carlita.
¡Cabrón! ¡Odio sus putos dimintivos! ¡Y su puta cara!
Carla se siente a explotar. Ha luchado tanto por tenerlo que siempre llega a la misma conclusión: "Solo me quiere para follar" . Y ella sólo lo quiere para compartir una relación seria. Los dos están en momentos de su vida tan distintos que resulta doloroso admitir que aquel Marcos que conoció en el colegio se ha esfumado para siempre.
La dulce y debil Carla. Así la han visto todos desde tiempos remotos o más bien esa es la fama que le ha dado su familia. Es la mayor de sus dos hermanas: Carmín la perfecta y Mara la menor y consentida.
Decidió irse de su casa a los 20, cualquiera estaria hasta los cojones de convivir con unos padres que todo lo comparan con su hermana carmín y la ven prácticamente como una incapaz.
Al parecer es tranquila y serena, pero, es una mujer llena de rencores. Toda su vida ha sentido que no encaja en ningún lado que no logra la aceptación de los que la rodean. Su sueño es ser una artista completa, aunque nadie apoye sus pinturas y su talento en general.
Se preguntarán que ve en Marcos y que no ve en Sebastán. Es ese sentimiento de incomprensión y vacío que cree compartir con Marcos, que esta muy lejos de sentirlo Sebastián o eso es lo que ella cree porque nadie sabe lo de nadie.
Sigue tumbada en su cama pensando. Será un sábado eterno, hundida en esa soledad que a veces odia...
Tocan a su puerta... Es Lara su mejor amiga. (Detalle que no había mencionado).
-¡Carla vamonos de compras!
-Joder Lara, ya no soy millonaria, esos gusticos que me daba hace un año se han ido.
-¡Pues tu mejor amiga si lo es! ¡Yo invito!
-¿Por casualidad peleaste con Matías? Esos arranques de dulzura no son propios de ti, algo de ansiedad debes tener.
-¡Que pesada estas! ¿Se fué esta vez Marcos temprano para donde Antonia?
-¿Como sabes que estaba con él?
-Tu actitud, tan simple como eso.
-Hey, hey, no me cambies el tema. Siempre lo haces, ahora hablamos de mi y no de ti.
-Lo importante aquí es que necesito que te vistas pero bien guapa nada hippie hoy pleaseeeee, y que nos vayamos al nuevo centro comercial.
-No me apetece nada hoy.
-Mira querida, lo hago por tu bien. No quiero que se entere nadie que estas aquí muerta de depresión por un tipo que esta enamorado de otra. Por eso iremos de compras y actuarás como si nada.
-No entiendo como logras fingir hasta el punto de tu misma creerte la mentira.
-¿Mentir yo? ¡Si estoy perfecta! No te pongas con dramas. Ve y bañate acá te espero.
-Nunca quieres hablar de esas cosas. En fin ya me arreglo.
-¡Así me gusta! Andas conmigo así debe ser.
Ahora Carla sigue siendo la muñequita de Lara, para un lado y para el otro. Ella lo sabe pero al menos la saca de ese rincón infernal a un lugar de apariencias que ha aprendido a manejar mejor.
-¡Bendito seas maquillaje! Tapas estas ojeras y estos ojos tristes.
-No es hora de enfrentarme con mi consciencia, no es hora de llorar más. Se lo repite una y otra vez.
Un poco de labial, un vestido femenino y vuelve a la acción. Marcos es ahora un tema para después.

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe