Enfermedad

19:43









Lo beso abruptamente
hasta arrancarle su labio inferior.
lo  mastico, y lo trago mientras le miraba a los ojos.
sacó su arma y le voló los sesos
quedando así sobre las sábanas blancas
mientras formaban un ramo de flores
como aquel que llevo al funeral de su querida madre.

Ella  sabía  que  no  debía   idealizarlo
Cuando aún tenía su espíritu dentro
pero lo hizo, ahora cargaría la insoportable desfiguración de  su ser.
Estando sus ojos en blanco,
Sentía que contemplaba la bandera  de la paz
Pues  dicen, que ese es el color
De aquel sentir obsesivo
De cada uno de nosotros:

Los  condenados.


KATJA


You Might Also Like

1 comentarios

  1. Impresionante, brutal y directo. No había leído algo así de impactante en mucho tiempo, como un chupito del licor mas potente que exista

    ResponderEliminar

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe