Ir por ahí

1:59








Después de casi dos meses de "Venus" he vuelto a mi ser, y he recordado que no hay nada como necesitarse a uno mismo.

Los amoríos sean carnales o sentimentales en mi punto de vista deberían ser cosas que nos hacen salir de la lineal normalidad y le dan ese vértigo bonito a la vida de vez en cuando.
Hasta que llegue el inidicado, el ideal, el conveniente como le funcione a cada cual. Pero no podemos ir de piel en piel, de historia en historia absorbiendo el caos ajeno y compartiendo el propio.

En mis momentos de exploración y citas varias descubrí que la novedad siempre atrae al curioso, y que soy una curiosa que quiere conocer las mentes de otros, en esas también me dí cuenta que, cuando se llega a un punto muy alto de confianza empiezas a flaquear y como sabes que no es el indicado, abrirte quizá sea absurdo. 

Ni hablar de los apegos, y de la realidad que uno se monta tan bonita y apropiada en la cabeza. 
Digamos, si hablo de Connor podría decir que es un tipo inteligente, divertido y atractivo, con carácter y determinación tanta que, simplemente íbamos a funcionar muy poco tiempo. Él está metido de lleno en su carrera (totalmente comprensible) y mi único consuelo es que ni yo, ni otra chica va a llegar a tener "privilegios" de atención con él. A mi me parecía muy triste que aunque sabía que estaba agusto conmigo, tenía otras cosas y me dejaba a un lado. Yo no sirvo para eso, así que lentamente los dos fuimos tomando una amistosa distancia, tanta que cuando nos cruzamos sonreímos y conversamos como si nada. 

Después está Jame que claramente nunca me gustó, y me parecía aburrido. Me cae fenomenal, pero no me produce ni un mal pensamiento, caballero, educado, detallista eso sí, y le agradezco infinitamente sus atenciones e interés, pero para que nos vamos a engañar si salía más por compromiso que por gusto. A veces me escribe, yo respondo simpática pero paso de alguna otra cita de esas deprimentes. 

Por último Arnold que se supone que no me lo iba a tirar y si me lo tiré. El mejor besador, el mejor polvo, el que está más bueno pero, también el más tonto. Con ese no me aburría pero siempre salía con la sensación de que no me contribuía nada, porque no era un tipo interesante. Para colmos fue con el que duré un tiempo enredada, dentro de todo fue lindo a su manera. Ahora de la nada ya no me apetece y creo que yo a él tampoco. La tensión sexual que manejamos los dos es muy sincronizada.

Entonces he vuelto a estar en mi tan preciada apasibilidad, amando mis noches en casa de películas, con la tranquilidad de no rayarme por los WhatsApps, centrándome en lo que realmente es importante; necesitándome y queriéndome mucho que de todo será lo principal.

Las personas terminamos buscando sin pensar compañía en vez de amor. Alguien que esté ahí cumpliendo con ocupar un espacio en nuestro corazón, lo confundimos con lo puro pero se vuelve costumbre y por eso nos hacemos daño, porque no focalizamos, no sabemos lo que realmente queremos, ya que no nos conocemos lo suficiente y aún así, terminamos engañados con que lo ideal es sentir junto a otro, cuando prefectamente podríamos ir por ahí reparándonos, sin creer que es tarde, sin tener necesidad de nadie más, solo ir por ahí hallando la libertad interior.


ADARA


You Might Also Like

3 comentarios

  1. ¡Hola!
    Vengo de la iniciativa Granitos de arena y ya te sigo :*

    ResponderEliminar
  2. Hola, soy Mariquilla de la iniciativa Granos de arena, ya te sigo:3
    Mi blog: confesionesliterarias.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    Soy Esther Galán del blog El Lado Oscuro. Vi tu nombre en la lista de la iniciativa "Granitos de arena"; yo también formo parte de ella.
    Por supuesto te sigo y te dejo el link de mi blog.

    esthervampire.blogspot.com.es/

    Un abrazo y nos leemos!!

    ResponderEliminar

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe