Pieles

2:13










¿Alguna vez han sentido una atracción fatal?
Pero fatal en el sentido de ser inevitable, de no poderla controlar.
Sentir como cada parte del cuerpo se conecta y formas con esa persona uno (uno sexualmente satisfecho)

A mi me pasa que con tocarme se me eriza la piel y, quiero morderle, poseerle ¡Qué sea mío! en ese instante. 
 El tiempo pasa tan rápido... Otra vez, volver a la lineal vida, pero, sin pensarlo ya habrá otro encuentro.


Mundos tan distintos. 
Desarrollos y puntos de vista que se complementan bien,
Nada como después de unas horas impregnadas de placer llegue ese momento profundo para hablar de cualquier cosa, explorar la mente del otro, no solo ser dos cuerpos físicos sino dos almas con ansias de conocimiento.


-Tú aprendes de mi, yo aprendo de ti.
Acrecentamos la confianza, aceptamos la versión que el otro nos ofrece.
Nos reímos, nos tocamos, 
perdemos la vergüenza.-


Me besa, y yo le respondo con otro beso,
ya hemos empezado, no hay vuelta atrás.
Termino encima suyo, 
Le agarro la cara y él me agarra las nalgas,
le muerdo, mientras, va despojándome de todo (iniciando con cualquier timidez)
me gusta tener mis manos en su cuerpo, invadir sus debilidades y proporcionarle el éxtasis que busca,

Mi piel es otra, yo soy otra...
Me vuelve una descarada, funciono por instinto. Mi razonamiento se fue (por un par de horas, suerte, tal vez)

Cierro mis ojos y congelo el momento.
No sé si le quiero, o solo me gusta o simplemente me encanta.
Es un juego, intercambio de placer y un poco de cariño.

Compañía. Buena compañía.
Sin explicación, con caducidad no definida aún.

Que su piel se fusione con la mía.
Que esté el tiempo que quiera, que se quede que se vaya, que sea él.
Que siga siendo su ella...


   ADARA




You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe