Lazos

2:41




Después de unas semanas perdida, he vuelto algo más animada (quizá) el post anterior fue un poco fuerte y creí en el momento que tenía tal voluntad. Pero la vida se ríe y de una u otra forma me dice que espere, que todo tiene un ciclo; porque cortar no va de un día para otro, no va de decir lo hago y punto. Cuando alguien traspasa esa pantalla transparente que nos rodea, cuando empiezas a sentir un cariño, decidir parar tiene que ir más allá de orgullo o capricho. 

Hoy quiero hablar de esos lazos que a veces vemos tan débiles pero que son odiosamente resistentes.

Le conocí una noche de verano donde imaginas que la cita será lo más corriente del mundo. Pensaba que era uno de estos chicos superficiales que se va con el viento. Qué equivocada. 

Cuando entramos al restaurante donde íbamos a cenar, estaba casi vacío, fue el primer espacio para una leve intimidad donde nos contamos algunas cosas (de las típicas que carecían de importancia) 
Le miré la letra y le expliqué cosas de cómo analizar a los demás por medio de esta. Nos reímos un montón.

Había química pero sobretodo respeto. Empezamos a jugar con cosquillas y el sarcasmo que tanto me define (él era igual por fortuna). 

Queríamos ir al círculo de bellas artes hay unas vistas increíbles pero había muchísima gente y no lo soportaríamos (una fila infinita). Así que, volvimos al coche y Antonio pensó en otro buen lugar. 
Eran como las 3 am, había ya cierta tensión en el ambiente así que sin pensarlo, nos dimos un beso en el parking.

Salimos y fuimos para el hotel Urban por una cerveza, allí nos sentamos a hablar, a reírnos, a besarnos, y a ser la mejor versión de la noche para el otro. 

Lo juro, no pensé divertirme tanto. Creo que de lo que llevo de 'Venus' en España esta ha sido la mejor cita de todas. Rollo 4-5 am me llevó a mi casa y seguíamos acrecentando la confianza... 
Pasó de todo en ese coche, era verano, olía a libertad, era inevitable...

Abrí la puerta de mi casa como a las 6:30 am, con cara de felicidad y una gran sonrisa me fui a la cama. Así empezó todo, y así ha ido fluyendo. 

¿Cómo decir basta sin más? 

Aunque hay algo que quiero dejar muy en claro, siempre será vital rescatar la amistad, el cariño, el respeto por eso mismo intento ir lentamente para no destruir el lazo que aún nos une. No es sentimental pero tampoco amistoso completamente. Un híbrido muy cuestionable, pero, importante, ahora más que en cualquier otro momento. 



ADARA 

You Might Also Like

1 comentarios

  1. Un híbrido que vale más que cualquier cosa, porque estás viviendo el presente, no te preocupa el pasado, estás alerta del futuro...Tus decisiones son parte de lo que sientes, ¿parar? , no, eso no es lo que sientes. entonces vive el ahora, que del mañana nos preocupamos de a poco.

    ResponderEliminar

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe