3:33 am

3:22


Encontré este pequeño escrito que compuse en agosto del año pasado...
(Y si, al menos duró el otoño y parte del invierno)

           
     


3:33 am
 Me acordé de ti a la madrugada. Es cierto, no puedo dejar de pensarte. He imaginado miles de situaciones dónde por cualquier razón lógicamente estructurada encajemos en la vida de ambos. 
3:33 am y no puedo dormir.
¿Estaré presente en tu cabeza? O por el contrario, solo asisto en tus ratos libres…
Quizá es muy tarde o muy temprano para imaginar una vida juntos, sabes que soñar no cuesta nada y que ahí hago lo que quiero contigo y eso es de lo que más te gusta. 
Puede que me esté equivocando, podemos durar menos que el otoño. Al menos déjame disfrutar de esa estación contigo que es mi favorita.
Deseo intensidad, experimentar lo profundo de mí a tu lado. Tal vez rompas mi corazón y llore a mares pero por otro lado me habrás hecho sentir la explosión más bonita de mi existencia. 
3:50 am (Estoy como una cabra)
Ojalá nunca leas mis delirios que suenan a propuesta matrimonial; yo no quiero amarrarte ni que sientas que debes ser mío, aunque yo si quisiera ser tuya y que lo sintieras muy hondo. 
Me adelanto demasiado a los hechos y prefiero que tomes esto como una confesión que en su debido momento me obligaré a entregártela seamos o no.
Porque mereces saber que un día de agosto no podía dormir sin escribir esto, que cuando leas el olvido que seremos ya tendrás una parte de lo que soy en tu memoria.
Ahí es donde quiero estar seamos o no. 
3:58 am 
(No sabría describir lo que haces conmigo, pero sea lo que sea, gracias por darme un nuevo aliento).

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe