Una historia más

17:39



Un poema para la dulce Annie, una chica que me envió un correo hace poco al blog. He decidido hacer de su historia un pequeño texto conmovedor, espero les guste. 






I

La suave caricia que me invita a su cama y a sus caprichos y a su frenesí.
Solo era una mujer solitaria que no sabía de amores, ni de sentimientos. 

No lograba articular frase adecuada cuando le tenía enfrente, y era tan extraño sentir su tacto.
Creo que nunca había pasado por algo parecido,
él me vió cuando era invisible y estuvo ahí para enseñarme de uno u otro modo como era querer a alguien. 


II

Cuando se fue, cuando dijo adiós.
Deseaba salir y decirle "quédate" 
pero me pudo el miedo, el pensar que merecía una persona mejor que yo, 
Le ví partir, mientras dentro de mi escocia la nostalgia de saber que tal vez, era un hasta nunca. 

Y cómo seguiría igual, y cómo podría fingir que no viví esos momentos a su lado.
Qué efímero el suceso, qué eterno el desamor....


III

Solo me queda guardar en mi memoria, lo que él y yo sabemos,
solo me queda alegrarme por haberlo conocido, 
para seguir y tener de nuevo esperanza de encontrar en una noche fugaz,
 a otro Adán que me dé algo de su tiempo, 
que me muestre ese sueño del que hablan todos,
y yo duerma en su regazo y sea real, tan real como éstas palabras,
y a la mañana siguiente esté ahí y se llame amor. 



V


You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe